Flores, Drag y Creatividad

En esta casa somos fans de RuPaul Drag Race desde hace no sé cuántos años. Cuando sale temporada nueva nos sentamos a verla, y opinamos como si fuéramos jueces. Lo cual es bien descarado si considerás que yo casi ni me maquillo, y mi hijo de 11 años menos. Pero el arte del drag encanta, conquista y se roba nuestros corazones temporada tras temporada.

Por años hemos ido a la Marcha de la Diversidad usando nuestras coronas de flores naturales (¡bien extra!), Y por años mi hijo me ha hecho correr de un lado a otro para tomarse fotos con todas las maravillosas Drag Queens costarricenses, que le parecen - con toda razón - "las personas más cool del mundo".

 

Yo las amo, y siempre quise ponerles flores, pero me daba susto preguntar. Mis conocimientos sobre cómo ser drag queen estaban limitados a lo que he visto en tele, y viéndolas en persona en full maquillaje de drag queen y peluca, más grandes que la realidad y tres veces más coloridas, me parecía que no hay flores suficientemente espectaculares para poderse comparar.   
 
Después vino la pandemia y se acabaron las marchas y los ballrooms, y yo volví a solo ver drag queens en las pantallas de tele y del celular.
 
Pero entonces pasó algo maravilloso - la cuarentena y el distanciamiento hizo que muchas personas creativas empezáramos a colaborar en proyectos fotográficos y de moda sin fines comerciales, sólo por el placer de crear. Y poco a poco fui ampliando mis contactos y conociendo más drag queens, y al conocerlas mejor fue más fácil verlas como personas y como creativas, no como Glamazonas intimidantes (yo mido 1,60 y todo me intimida.)
 
Un día vi unas fotos de un drag queen makeup que me dejó sin aire - artístico, transgresor, fascinante. Y me lancé a los DM con un "¿me dejarías ponerte flores?"

 

¡Dijo sí!


Nuestra colaboración creativa se ha convertido en una amistad lindísima, y ​​las ideas y los proyectos siguen saliendo. Y resulta que en muchos aspectos somos colegas, como artistas visuales, como cuestionadoras del género, como amantes del arte y la moda.

 
La próxima vez que haya Marcha de la Diversidad volveremos a media calle a tomarnos fotos con drag queens… ¡y esta vez espero ponerles flores!